Camboya, Maldivas, Islas Salomón: los técnicos españoles en el extranjero más allá de Guardiola

Emery, Luis García y Julio Velázquez entrenan en Inglaterra, China e Italia.

Julio Velázquez, entrenador del Udinesea, es el único no italiano en la Serie A: “Gustamos por formación y metodología”

Julio Velázquez (Salamanca, 1981) se ha dado muchísima prisa en aprender italiano. Parece casi imposible que en apenas un mes al frente del Udinese de la Serie A ya sea capaz de dar entrevistas y hacer las ruedas de prensa en un idioma que hasta hace nada desconocía. Por otra parte, lo va a necesitar. Será el único extranjero de los 20 entrenadores de la primera categoría italiana. Velázquez, que llegó este verano del Alcorcón y pasó por el Villarreal o el Betis en la categoría de plata, es la única nota diferente de un campeonato sin foráneos en los banquillos. «Lo afronto con naturalidad. Me hace sentirme un privilegiado y valorar lo que he ido haciendo desde hace más de 20 años. Nadie me ha regalado nada», cuenta a EL MUNDO desde Udine. Fuera del país transalpino, lo raro es no encontrarse un español. Dentro ya son reconocidos, pero al otro lado de la frontera a muchos se los rifan.

«Es difícil generalizar, pero el entrenador español está bien formado, preparado, con inquietud, y gusta fuera. No es porque sí, sino por ser muy vocacional. Además, la metodología de entrenamiento en nuestro país, cada uno con su librillo, está muy evolucionada en ese sentido», explica el salmantino, en plena pretemporada. Él es uno de los 104 compatriotas que esparcen sus conocimientos futbolísticos por los rincones del mundo. Todos conocen a Pep Guardiola, Roberto Martínez, López Caro o Unai Emery. Pero hay otros que abren camino en sitios insospechados. Los hay dirigiendo en la primera división de Camboya, como Oriol Mohedano (32 años) en el Angkor Tiger, o el vigués Óscar Bruzón, campeón de Maldivas con el New Radiant. ¿Alguno más que sorprenda? Felipe Vega-Arango, hijo de quien fuera presidente del Sporting de Gijón, es el seleccionador de Islas Salomón. ¿Qué tal ese?

El premio gordo se lo lleva ahora mismo China, que tiene la mayor presencia de españoles dirigiendo equipos profesionales con 13. El gigante asiático se ha fijado tanto en jugadores como en técnicos, admirados por un estilo que buscan copiar. Y los de aquí ven posibilidades laborales tremendas con el auge del deporte rey tanto en categorías inferiores como en equipos profesionales. Sólo Luis García, en el Beijing Renhe, está en la Super League, pero hay cinco más en Segunda, tres en Tercera… Un nutrido grupo formado por, entre otros, Raúl Agné, Sergi Barjuán o Juan Ignacio Martínez. Por detrás, Inglaterra con nueve y, además de los ocho de Gibraltar, cinco en destinos lejanos como Arabia Saudí y la India.

En la Liga: 15 españoles y cinco argentinos

De las cinco grandes ligas, la Premier League es la más española con Guardiola, Benítez, Emery y Javi Gracia. Curiosamente, hay tantos españoles como ingleses, cuatro. En la Liga, sin embargo, hay mayoría nacional entre los que empezarán el campeonato si no ocurre nada raro: 15 más cinco argentinos: Simeone, Pellegrino, Mohamed, Berizzo y Franco. Hay que irse hasta 1999 para ver una Liga sin mayoría española, con 10 foráneos. Fueron Van Gaal (Barcelona), Cúper (Valencia), Toshack (Real Madrid), Mario Gómez (Mallorca), Luis Fernández (Athletic), Krauss (Real Sociedad), Brindisi (Espanyol), Gustavo Benítez (Racing), Griguol (Betis) y Ranieri (Atlético).

«Hay países en los que sus técnicos han tenido tendencia a salir, como los portugueses durante muchísimos años. En España, los éxitos de la selección fueron fundamentales para tener posibilidades fuera», analiza Velázquez, que estuvo en Os Belenenses portugués. Y eso que han pasado ya años de aquello. «Al final el español sale fuera y lo hace bien, hay muchos ejemplos». La posibilidad de aprender una cultura nueva y un fútbol distinto con jugadores diferentes da un bagaje a los entrenadores que después regresarán. Los técnicos de Real Madrid y Barcelona, Lopetegui y Valverde, probaron suerte en el Oporto y Olympiacos antes de volver.

Pero no sólo hay cantidad, y mucha, también calidad. En las últimas nueve ediciones (desde 2009) del premio World Soccer al mejor entrenador del año, uno de los más importantes de los muchos que se entregan, cuatro han premiado a un español. Dos veces a Pep Guardiola (2009 y 2011), una a Vicente del Bosque (2012) y otra a Luis Enrique (2015). La FIFA valora también desde 2010 a los mejores técnicos del curso, que siempre han coincidido con los galardones citados anteriormente. Entre los 11 nominados para este año están Roberto Martínez, Guardiola y Ernesto Valverde. El dominio del fútbol español no está sólo en el césped, se extiende hasta la pizarra. Y muchos dirigentes del mundo del fútbol, por muy lejos que estén, piensan que un español es la solución a sus banquillos.

 

Ver noticia en el mundo pinchando aqui

 

1 agosto, 2018